Noticias
El Acto Cooperativo
January 26, 2015

Tratar de definir el ACTO COOPERATIVO, nos obliga a entender con profundidad el concepto de la naturaleza jurídica de las cooperativas, en primer lugar debemos tener absolutamente claro que las cooperativas son asociaciones de personas y no de capitales, y que el acto que ellas realizan lo hacen por y para sus socios, es decir la cooperativa representa a sus asociados; en cumplimiento de su misión que puede ser el de dar servicios o generar trabajo, sea que se trate de cooperativas de usuarios o de trabajadores basado en los principios de solidaridad y ayuda mutua. El Artículo 3 de la Ley General de Cooperativa establece que toda organización cooperativa debe constituirse sin propósito de lucro y procurará, mediante el esfuerzo propio y la ayuda mutua de sus miembros, el servicio inmediato de éstos y el mediato de la comunidad. Sus alcances pueden ser expuestos en los siguientes términos: a) La ausencia de propósitos lucrativos significa la exclusión de actividades o fines especulativos o mercantiles. Es cierto que en su acepción más lata, la cooperativa como cualquiera otra entidad social, persigue el beneficio de sus socios. Pero la característica que individualiza a las cooperativas radica en que las operaciones no se realizan ni deben realizarse con el propósito de multiplicar las ganancias para enriquecer a los socios en función del capital aportado, a través de operaciones que, a la par de redituar intereses en los préstamos o ganancias en las ventas u otros actos económicos, contribuyen necesariamente al encarecimiento del dinero, de las mercancías y de los servicios. En las cooperativas, al capital corresponde una participación limitada, bajo el nombre de interés, generalmente aceptado en la doctrina y legislación peruana comparada con el Cooperativismo, y los excedentes que se distribuyen en proporción a las operaciones que los socios efectúen con la cooperativa y no en proporción de los capitales aportados. Se advierte, así, que el capital pierde su poder de dominio. En otras palabras, se imposibilita la acumulación del capital en pocas manos, se frena su concentración y se convierte, por tanto, en factor productivo que beneficia a las clases trabajadoras, corrigiendo, por ende, los excesos del régimen capitalista. b) La ayuda mutua es la expresión objetiva de la idea fundamental que dio nacimiento a las cooperativas. Estas, de acuerdo con su etimología y evolución histórica, son entidades basadas necesariamente en la cooperación, es decir en el trabajo en común que dentro de ellas deben desarrollar sus socios, obrando conjuntamente unos con otros. No se trata solamente de la cooperación como expresión de la sociabilidad humana, como se entendería en su sentido lato, sino de colaboración que permanentemente deben prestarse los socios entre sí, por encima del interés patrimonial y de los fines meramente egoístas. c) El servicio, al constituirse en una de las notas primordiales de la cooperativa, sustituye de hecho al espíritu de lucro, que es característico de otras sociedades. Pues, mientras que en éstas se busca el provecho económico, creciente e ilimitado de los socios como entes individuales, al margen de los problemas sociales, en las cooperativas el verdadero beneficio radica en la eficacia de los servicios que ellas habrán de desarrollar a favor de sus socios y de la colectividad simultáneamente. d) De ahí que por una parte la cooperativa debe brindar a sus socios, los medios necesarios para que éstos aprovechen sus operaciones al menor costo posible, y se eliminen los intermediarios innecesarios, para frenar o atenuar al encarecimiento del costo de la vida, y de otro lado, para que eleven sus niveles de existencia. El alejamiento del espíritu de lucro, aleja a las cooperativas de los actos de intermediación que en esencia son actos lucrativos y, nos ubica en el contexto de los actos de representación o ACTO COOPERATIVO, por que en esencia la cooperativa es el socio y el socio la cooperativa. EL Dr. Carlos Torres y Torres Lara definió las características del acto cooperativo como: voluntario, igualitario, no lucrativo, solidario. El acto cooperativo puede ser analizado desde la perspectiva de diversas disciplinas: el Derecho, la Psicología, la Economía, la Sociología, etc., pues en cada caso el fenómeno cooperativo se expresa con esas características fundamentales señaladas, lo cual a su vez origina diversas consecuencias jurídicas, sociales, económicas, etc. Pero es en la disciplina del Derecho donde se ha llegado a identificar mejor, pero con consecuencias prácticas todavía bastante elementales; en Sociología y Economía se le ha analizado como fenómeno genérico dentro de las investigaciones sobre cooperación, particularmente de grupos pequeños (escuela norteamericana). Señaló así mismo que el Acto Cooperativo es el núcleo de la ciencia cooperativa pues sin él, no habría cómo identificar o diferenciar lo cooperativo con lo no cooperativo. Si no existe un acto cooperativo típico es decir distinto de los demás actos: del comercial, del desinteresado o de otros, entonces lo cooperativo no sería más que el acto mercantil o humanitario desinteresado, es decir, no generaría un tipo de relaciones propias y distintas a las que se generan en los demás tipos de relaciones. Pero si este existe, si puede ser diferenciado por características inconfundibles, entonces generará un tipo de relaciones también propias y distintas con consecuencias diferentes a los demás actos. Es precisamente así, y debido a ello, que puede hablarse de una fenomenología propiamente cooperativa, como lo es en su caso la fenomenología comercial o mercantil. En materia de legislación comparada, tenemos que la Ley de Cooperativas de Argentina en su Artículo 4 señala que son actos cooperativos los realizados entre las cooperativas y sus asociados y por aquéllas entre sí en el cumplimiento del objeto social y la consecución de los fines institucionales. También lo son, respecto de las cooperativas, los actos jurídicos que con idéntica finalidad realicen con otras personas. Asociación con personas de otro carácter jurídico La Ley General de Sociedades Cooperativas de Bolivia en su Artículo 1 señala que dicha ley se aplica a las sociedades cooperativas, entendiéndose por tales las que aceptan y practican los siguientes principios fundamentales: 1. Todos los socios tienen igualdad de derechos y obligaciones; 2. Rige el principio de control democrático, teniendo cada socio derecho a un voto, cualquiera que sea el número y valor de sus aportaciones; 3. Se establece un régimen en el que las aportaciones individuales consistentes en certificados de aportaciones en efectivo, bienes, derechos, trabajo, constituyen una propiedad común con funciones de servicio social o de utilidad pública; 4. El objetivo de la sociedad no es el lucro, sino la acción conjunta de los socios para su mejoramiento económico y social y para extender los beneficios de la educación cooperativa y la asistencia social de toda la comunidad; La Ley de Cooperativas de Paraguay en su Artículo 8 señala que el acto cooperativo es la actividad solidaria, de ayuda mutua y sin fines de lucro de personas que se asocian para satisfacer necesidades comunes o fomentar el desarrollo. En Colombia la Ley de 1998 que regula el marco conceptual de la economía solidaria, establece en el Artículo 2 que se denomina Economía Solidaria al sistema socioeconómico, cultural y ambiental conformado por el conjunto de fuerzas sociales organizadas en formas asociativas identificadas por prácticas autogestionarias solidarias, democráticas y humanistas, sin ánimo de lucro para el desarrollo integral del ser humano como sujeto, actor y fin de la economía. En Panamá la Ley que regula el Régimen Especial de Cooperativas del año 1997 establece Artículo 3 Derecho cooperativo es el conjunto de normas especiales, jurisprudencias doctrinas y prácticas basadas en los principios que determinan y condicionan la actuación de los organismos cooperativos y los sujetos que en ellos participan. Son actos cooperativos los realizados entre cooperativas y sus asociados o entre éstos y las entidades previstas en esta Ley o entre los asociados y terceros en cumplimiento de su objetivo social, y quedan sometidos al derecho cooperativo. Finalmente podemos decir que: El acto cooperativo, entendido generalmente como el realizado entre cooperativas y entre estas y sus asociados en desarrollo de su objeto social, es sin duda el referente más cercano que tenemos para hablar de acto solidario. El acto cooperativo como institución jurídica del derecho cooperativo viene siendo debatido desde hace más de 50 años, cuando fue propuesto por el mejicano Antonio Salinas Puente, sin que hasta el momento se haya logrado uniformidad de conceptos frente a su existencia, naturaleza y características, pues existen personas que aún niegan su existencia, aunque la mayoría de la doctrina y varias legislaciones latinoamericanas reconocen la autonomía del derecho cooperativo como rama especial del ordenamiento jurídico. Lima, Abril del 2007 Máximo Ulises Rodríguez Avalos


Noticias

Unidades de Referencia
Unidades de Referencia


La Regulación y Supervisión de las Cooperativas de Ahorro y Crédito
Proyecto de Ley de Regulación y Supervsión de Cooperativas
Inspección del Trabajo
El Acto Cooperativo
Captacion de CTS por Cooperativas de Ahorro y Crédito
Días no Laborables para el año 2017 y 2018