Noticias
Proyecto de Ley de Regulación y Supervsión de Cooperativas
February 09, 2015

  • Con fecha 11 de septiembre del año 2013, en la Comisión de Economía se ha aprobado por mayoría el Dictamen del Proyecto de Ley N° 2195/2012-CR que modifica la Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros y la Ley General de Cooperativas, para incluir precisiones sobre la regulación y supervisión de las cooperativas de ahorro y crédito; y el Proyecto de Ley N° 882/2011-CR, Ley que crea el Fondo de Seguro de Depósitos de Cooperativas de Ahorro y Crédito – FOSEDECOOP, el dictamen se sustenta en la necesidad de regulación y supervisión especializada para las cooperativas de ahorro y crédito; se desconoce la supervisión efectuada por la FENACREP producto de mucho esfuerzo y dedicación, aun perfectible, una experiencia acumulada de más de 16 años, que ha sido materia de ejemplo y reconocimientos en diversos foros cooperativos a nivel internacional. Llama poderosamente la atención que, el proyecto recientemente aprobado propuesto por el congresista Víctor Andres Belaunde, quien en forma absolutamente irrespetuosa se ha permitido comparar a las cooperativa de ahorro y crédito con CLAE en reciente entrevista periodística, es similar al que presentara la SBS con el numero 3324/2008-SBS, lo que avala nuestra alegación que es la SBS la directamente interesada en el tema. Como en reiteradas oportunidades le hemos señalado, los importante es la regulación y no la supervisión, ya que sea quien fuere la entidad o persona que supervise deberá controlar el cumplimiento de las normas regulatorias y prudenciales que se dicten, y en este caso serán dictados por la SBS por así establecerlo el proyecto aprobado por la Comisión de Economía. A continuación transcribimos y comentaremos la norma aprobada por mayoría: Artículo 1. Modificación de la Vigésimo Cuarta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702 Modificase la Vigésimo Cuarta Disposición Final y Complementada de la Ley 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, conforme al siguiente texto: "VIGESIMO CUARTA: COOPERATIVAS DE AHORRO Y CRÉDITO QUE OPERAN CON SUS SOCIOS Características 1. Las Cooperativas de Ahorro y Crédito a que se refiere el numeral 2.11 del inciso 2 del artículo 7 de la Ley General de Cooperativas, Texto Único Ordenado aprobado por Decreto Supremo 074-90-TR,en adelante Ley General de Cooperativas, tienen las siguientes características: a) Son distintas de las cooperativas de ahorro y crédito autorizadas a captar recursos del público a que se refiere el artículo 289° de la presente Ley; b) Incluirán obligatoriamente en su denominación su identificación como “Cooperativas de Ahorro y Crédito". Comentario: La identificación debe ser “Cooperativa de Ahorro y Crédito” c) Sólo pueden captar depósitos de sus socios cooperativistas, no estando autorizadas a captar depósitos del público; d) Se rigen por la Ley General de Cooperativas, sus disposiciones complementarias y modificatorias, salvo en las materias objeto de la presente disposición final y complementaria; Comentario: Debería aclararse que les serán de aplicación también los artículos de la ley que modifica la Vigésimo Cuarta Disposición Final Complementaria y las disposiciones de la SBS e) Podrán realizar con sus socios las operaciones financieras y crediticias así como otras operaciones necesarias para su funcionamiento, conforme a las normas que emita la Superintendencia; no siéndoles aplicable lo establecido en el numeral 9 del artículo 8º de la Ley General de Cooperativas. Comentario: Mediante esta norma a las CACs se les excluye de los alcances del numeral antes indicado que establece que la cooperativa podrá realizar actividades propias de cooperativas de otros tipos empresariales, a condición de que sean sólo accesorias o complementarias de su objetivo social y estén autorizadas por el estatuto o la asamblea general, con ello deberán desactivar todos los servicios conexos no financieros o crediticios que estuvieren brindando. f) Los depósitos de sus socios no se encuentran incluidos dentro de la cobertura del Fondo de Seguro de Depósitos a que se refiere el Capítulo III del Título I de la Sección Segunda de la presente Ley; sin perjuicio del Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo a que se refiere el numeral 5. g) Las citadas cooperativas que capten depósitos de sus socios, tienen un capital variable en función del importe de las aportaciones de sus socios cooperativistas conforme a lo acordado en el estatuto; y un patrimonio efectivo y reservas acorde con los riesgos que manejan, sin perjuicio del cumplimiento de las demás normas prudenciales, de control y gestión y otros sobre el buen funcionamiento de las cooperativas que establezca la Superintendencia acorde con la naturaleza de éstas. Comentario: Tal como lo señaláramos en los párrafos precedentes en los anteriores proyectos la SBS ha pretendido establecer capital mínimo a las cooperativas, lo cual contraviene el principio de capital variable, en el actual proyecto se está estableciendo una modalidad distinta, ya que sin desconocer la calidad de capital variable por la vía de la conformación del patrimonio efectivo establecerán otro tipo de aportaciones y reservas. h) Las aportaciones de sus socios cooperativistas deberán ser contabilizadas en cuentas independientes de las que correspondan a sus depósitos. i) Pueden fijar libremente sus tasas de interés de operaciones activas y pasivas conforme con lo señalado en el artículo 9° de la presente Ley. Comentario: Esta disposición se encuentra previsto en el numeral 3 del Artículo 73 de la Ley General de Cooperativas, que también será modificado por este proyecto. j) La orden de pago girada contra una Cooperativa de Ahorro y Crédito y no pagada por falta de fondos apareja ejecución contra el obligado principal, sus endosantes y los garantes, con aplicación de los artículos 90° a 94° de la Ley 27287. Comentario: Esta disposición se encuentra previsto en el numeral 6 del Artículo 73 de la Ley General de Cooperativas, que también será modificado por este proyecto. Supervisión y regulación 2. La supervisión y regulación de las cooperativas de ahorro y crédito señaladas en el numeral anterior, en adelante CAC, está a cargo de la Superintendencia, la que podrá realizar la labor de supervisión directamente o a través de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito –FENACREP u otros organismos cooperativos de grado superior, quienes recibirán el monto que acuerden con la Superintendencia, por concepto de contraprestación de su labor de colaborador en la función de supervisión, proveniente de las contribuciones de supervisión señaladas en el párrafo siguiente. Las contribuciones de supervisión que deben abonar las CAC a la Superintendencia, y que serán determinadas previamente por dicha institución, se calcularán en proporción del promedio trimestral de sus activos sin exceder de un quinto del uno por ciento. 3. En materia de regulación, la Superintendencia está facultada para emitir las normas que sean necesarias para garantizar el cumplimiento de las disposiciones de la presente Ley, así como sobre los demás aspectos que sean necesarios para el funcionamiento solvente y sólido de las CAC y su adecuada gestión y supervisión. Entre otras disposiciones para las referidas cooperativas, la Superintendencia podrá dictar las normas de control y gestión, límites y prohibiciones, condiciones para Ia distribución de excedentes o remanentes, niveles de reservas y otros aspectos del régimen económico; establecerá y regulará sus operaciones, dictará normas y establecerá medidas prudenciales, preventivas y correctivas; establecerá la composición y cómputo del patrimonio efectivo; límites operativos; transparencia de la información; normas de constitución e inicio de operaciones, estatuto de las CAC, idoneidad, contabilización, régimen de sanciones, de intervención y disolución y demás aspectos necesarios para el funcionamiento solvente y sólido de dichas cooperativas y para su adecuada supervisión, incluyendo la facultad de determinar las cuotas de supervisión dentro del límite de lo previsto en el último párrafo del numeral 2. Comentario: Como se recordara, las normas vigentes facultan a la SBS a dictar disposiciones en materia de operaciones y supervisión, por lo que al haberse excedió en dicho mandato al dictar la Resolución SBS No. 540 genero la interposición de diversas acciones de garantía que fueron amparadas por la autoridad jurisdiccional. Mediante el presente proyecto se amplían sus atribuciones normativas, ya que de acuerdo a lo aprobado podrán regular desde el origen hasta la liquidación de la CAC, pasando por la idoneidad de sus directivos, aprobación de su estatuto, distribución de remanentes, capital social mínimo para efectos de conformar el patrimonio efectivo en relación a los riesgos operativos que asuma, etc. Disposiciones aplicables 4. A las Cooperativas de Ahorro y Crédito comprendidas en la Ley General de Cooperativas les son de aplicación, conforme a su naturaleza y según las normas que emita la Superintendencia, las disposiciones sobre protección del ahorro y garantías a que se refieren las normas pertinentes de los Capítulos I "Principios Declarativos'; II "Secreto Bancario" y IV "Central de Riesgos" del Título I de la Sección Segunda de la presente Ley. Comentario: Como se recordara en la vigente Resol. 540 se estableció en el Artículo 7 que les son aplicables a las cooperativas, en lo pertinente, las normas sobre secreto bancario establecidas por los Artículos 140 al 143 de la Ley General. CAPÍTULO I PRINCIPIOS DECLARATIVOS Artículo 130.- ESTADO PROMUEVE EL AHORRO. Con arreglo a la Constitución Política, el Estado promueve el ahorro bajo un régimen de libre competencia. Artículo 131.- AHORRO. El ahorro está constituido por el conjunto de las imposiciones de dinero que, bajo cualquier modalidad, realizan las personas naturales y jurídicas del país o del exterior, en las empresas del sistema financiero. Esto incluye los depósitos y la adquisición de instrumentos representativos de deuda emitidos por tales empresas. Tales imposiciones están protegidas en la forma que señala la presente ley. Artículo 132.- FORMAS DE ATENUAR LOS RIESGOS PARA EL AHORRISTA. En aplicación del artículo 87º de la Constitución Política, son formas mediante las cuales se procura, adicionalmente, la atenuación de los riesgos para el ahorrista: 1. Los límites y prohibiciones señalados en el Título II de la Sección Segunda y en las demás disposiciones que regulan a las empresas. Dichos límites tienen por objeto asegurar la diversificación del riesgo y la limitación al crecimiento de las empresas del sistema financiero hasta un determinado número de veces el importe de su patrimonio efectivo. 2. La constitución de la reserva de que trata el Capítulo III del Título III de la Sección Primera. 3. El mantenimiento del monto del capital social mínimo a valores reales constantes, según lo normado en el artículo 18. 4. La constitución de provisiones genéricas y específicas de cartera, individuales o preventivas globales por grupos o categorías de crédito, para la eventualidad de créditos impagos, y la constitución de las otras provisiones y cargos a resultados, tratándose de las posiciones afectas a los diversos riesgos de mercado. 5. La promoción del arbitraje como un medio de solución de conflictos entre empresas y entre éstas y el público, haciendo uso para tal efecto de las cláusulas generales de contratación. 6. La recuperación en forma expeditiva de los activos de las empresas del sistema financiero. 7. El mérito ejecutivo de las liquidaciones de saldos deudores que emitan las empresas. 8. La ejecución del Título de Crédito Hipotecario Negociable y del Warrant que garanticen obligaciones con empresas del sistema financiero por su tenedor, con exclusión de cualquier tercer acreedor del constituyente, concursado o no. La presente disposición no afecta los derechos de los Almacenes Generales de Depósito de cobrar los almacenajes adeudados y gastos de remate al ejecutar los warrants. 9. Los valores, recursos y demás bienes que garantizan obligaciones con empresas del sistema financiero, cubren preferentemente a éstas. Las medidas cautelares que se dispongan respecto de tales bienes, valores o recursos, sólo surten efecto luego que la empresa disponga sobre ellas los cargos que correspondan por las deudas vencidas de su titular a la fecha de notificación de dicha medida, y siempre que dichos bienes, valores o recursos no se encuentren sujetos a gravamen alguno en favor de la empresa del sistema financiero. Igual norma es aplicable tratándose de valores, recursos o demás bienes dados en garantía para afianzar obligaciones de terceros. 10. Posibilidad de dar por vencidos los plazos de las obligaciones, vencidas y no vencidas, de un deudor ante un caso de incumplimiento. En este supuesto, la empresa podrá hacer uso del derecho de compensación referido en el numeral siguiente. 11. El derecho de compensación de las empresas entre sus acreencias y los activos del deudor que mantenga en su poder, hasta por el monto de aquellas, devolviendo a la masa del deudor el exceso resultante, si hubiere. No serán objeto de compensación los activos legal o contractualmente declarados intangibles o excluidos de este derecho. 12. Los bienes afectos a prendas globales y flotantes vinculadas con contratos de seguro de crédito o con facturas conformadas, u otros contratos de crédito, sólo pueden ser ejecutados por el titular de dicho derecho, con exclusión de cualquier tercer acreedor del constituyente, ya se encuentre este último, concursado o no. 13. La supervisión consolidada de los conglomerados financieros o mixtos. Artículo 133.- PROVISIONES DE EMPRESAS SUJETAS A RIESGO CREDITICIO. Las empresas que realizan operaciones sujetas a riesgo crediticio, efectuarán con cargo a resultados, las provisiones genéricas o específicas necesarias, según la calificación del crédito, conforme a las regulaciones de aplicación general que dicte la Superintendencia. Las provisiones genéricas no excederán del uno por ciento de la cartera normal, salvo situaciones excepcionales. Sin deducirse las garantías para efectos de la constitución de las provisiones genéricas o específicas antes señaladas, la calificación del crédito considera, entre otros factores, tales garantías. Artículo 134.- MEDIDAS PARA LA PROTECCIÓN ADECUADA DEL AHORRISTA. A fin de brindar al ahorrista una protección adecuada y sin perjuicio de las demás atribuciones que le confiere la presente ley, corresponde a la Superintendencia: 1. Disponer la práctica de auditorías externas por sociedades previamente calificadas e inscritas en el registro correspondiente. 2. Supervisar que las empresas del sistema financiero se encuentren debidamente organizadas así como administradas por personal idóneo. 3. Supervisar que cumplan las empresas del sistema financiero con las normas sobre límites individuales y globales. 4. Efectuar supervisiones consolidadas de los conglomerados financieros o mixtos, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 138. 5. Medir el riesgo de las empresas intermediarias, a través del sistema de la Central de Riesgos, mediante el registro del endeudamiento global, en el país y en el exterior, de las personas que soliciten crédito a las empresas del sistema financiero. Artículo 135.- INFORMACIÓN AL PÚBLICO SOBRE MARCHA DE LAS EMPRESAS. Las empresas del Sistema Financiero deben mantener informada a su clientela sobre el desarrollo de su situación económica y financiera. Para ello, sin perjuicio de las memorias anuales que deben divulgar adecuadamente, están obligadas a publicar los estados financieros en el Diario Oficial y en uno de extensa circulación nacional, cuando menos cuatro veces al año, en las oportunidades y con el detalle que establece la Superintendencia. La publicación en el Diario Oficial se hace dentro de los siete (7) días de recibidos los estados financieros, bajo responsabilidad de su Director. Artículo 136.- CLASIFICACIÓN DE LAS EMPRESAS DEL SISTEMA FINANCIERO. Todas las empresas del sistema financiero que capten fondos del público deben contar con la clasificación de por lo menos dos empresas clasificadoras de riesgo, cada seis meses. De existir dos clasificaciones diferentes, prevalecerá la más baja. Por su parte, la Superintendencia clasificará a las empresas del sistema financiero de acuerdo con criterios técnicos y ponderaciones que serán previamente establecidos con carácter general y que considerarán, entre otros, los sistemas de medición y administración de riesgos, la calidad de las carteras crediticia y negociable, la solidez patrimonial, la rentabilidad y la eficiencia financiera y de gestión, y la liquidez. Artículo 137.-DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN SOBRE ESTADO DE LAS EMPRESAS. La Superintendencia deberá difundir, por lo menos trimestralmente, la información sobre los principales indicadores de la situación de las empresas del sistema financiero, vinculados a sus carteras crediticia y negociable; pudiendo incluir la clasificación a que se refiere el segundo párrafo del artículo precedente, así como sobre las colocaciones, inversiones y demás activos de las mismas, su clasificación y evaluación conforme a su grado de recuperabilidad y su nivel de patrimonio y provisiones. Igualmente, podrá ordenar a las empresas sujetas a su control que publiquen cualquier otra información adicional que considere necesaria para el público. Artículo 138.- SUPERVISIÓN CONSOLIDADA. 1. Supervisión consolidada de conglomerados financieros. La Superintendencia, en el ejercicio de supervisión consolidada sobre los conglomerados financieros, requiere a las empresas sometidas a su supervisión, la presentación de balances y demás información financiera pertinente en forma consolidada e individual por empresas, según lo considere adecuado. a. Tratándose de las empresas establecidas en el Perú que conformen el conglomerado financiero, la Superintendencia puede solicitar de las diferentes empresas que lo integran la información complementaria que requiera, en forma global o individual, así como procurarse dicha información directamente de las empresas supervisadas, mediante visitas de inspección y demás procedimientos in situ que juzgue del caso. b. Tratándose de las empresas no domiciliadas en el Perú que conformen un conglomerado financiero cuyas actividades principales se desarrollen en el Perú, es responsabilidad de las empresas supervisadas proveer a la Superintendencia toda la información necesaria para el desarrollo de la función de que trata este apartado. c. Tratándose de los conglomerados financieros cuyas actividades principales se desarrollan fuera del Perú, la supervisión consolidada corresponderá, preferentemente, al organismo de supervisión del país matriz. La Superintendencia ejercerá supervisión sobre las operaciones en el Perú. Sin perjuicio de lo anterior, la Superintendencia establecerá y aplicará normas prudenciales de supervisión consolidada, en la medida en que sean necesarias para el mejor desarrollo de su función. En los casos precisados en los apartados (a) y (b) precedentes, la Superintendencia aplicará los diferentes coeficientes, requerimientos y límites de que trata esta ley, en forma global o individual, según lo determine mediante norma de carácter general. La supervisión consolidada faculta a la Superintendencia a evaluar la calidad de los activos de cada empresa, y a consolidar los patrimonios y los activos ponderados por riesgo, de manera acumulativa. En los casos precisados en los apartados (b) y (c), la Superintendencia tendrá en cuenta, entre otros procedimientos, los convenios que, en su caso, haya suscrito con otras autoridades similares del exterior, pudiendo solicitar la participación de auditores externos independientes. 2. Supervisión consolidada de conglomerados mixtos. Las facultades de que trata el apartado anterior se ejercerán en lo pertinente a los conglomerados mixtos, a fin de determinar los efectos que en las empresas bajo supervisión de la Superintendencia, se originen en la situación financiera de los integrantes no financieros del conglomerado. Será responsabilidad de las empresas supervisadas proveer a la Superintendencia toda la información necesaria para el desarrollo de la función de que trata este párrafo. 3. Declaración jurada. La información se ofrece de manera fidedigna y oportuna, y tiene carácter de declaración jurada. Como resultado de la supervisión consolidada, la Superintendencia podrá ordenar a las empresas supervisadas la adopción de medidas previsionales orientadas a atenuar los riesgos que considere inconvenientes respecto a operaciones con otras entidades conformantes del conglomerado o sus clientes comunes. Iguales medidas podrá disponer en aquellos casos en que, por falta de información, considere que no puede evaluar adecuadamente el riesgo en que incurre una empresa. Artículo 139.- HORARIO Y RESTRICCIONES A LA ATENCIÓN AL PÚBLICO. Por la naturaleza de los servicios que prestan, las empresas del Sistema Financiero deben brindar una efectiva atención al público, en cada una de sus oficinas, con un mínimo de seis (6) horas diarias durante todos los días laborables del año. Cualquier excepción sólo procede en casos de fuerza mayor, las que deben ser justificadas ante la Superintendencia de modo previo, si las circunstancias lo permitieren. La atención al público en días no laborables es facultativa, con la consiguiente libertad para establecer el horario en el que es prestada; informando oportunamente a la Superintendencia. La infracción de la obligación consignada en el primer párrafo de este artículo se sanciona con multa. La reiteración de esa inconducta es causal de sometimiento al régimen de vigilancia. Ninguna autoridad está facultada para disponer la paralización o restricción de la atención que las empresas del sistema financiero deben brindar al público. Los feriados bancarios sólo pueden ser declarados mediante Decreto Supremo en situaciones de extrema gravedad que afecten el interés nacional. Su duración se limita a la estrictamente requerida por las circunstancias. CAPÍTULO II SECRETO BANCARIO Artículo 140.- ALCANCE DE LA PROHIBICIÓN. Está prohibido a las empresas del sistema financiero, así como a sus directores y trabajadores, suministrar cualquier información sobre las operaciones pasivas con sus clientes, a menos que medie autorización escrita de éstos o se trate de los supuestos consignados en los artículos 142 y 143. También se encuentran obligados a observar el secreto bancario: 1. El Superintendente y los trabajadores de la Superintendencia, salvo que se trate de la información respecto a los titulares de cuentas corrientes cerradas por el giro de cheques sin provisión de fondos. 2. Los directores y trabajadores del Banco Central de Reserva del Perú. 3. Los directores y trabajadores de las sociedades de auditoría y de las empresas clasificadoras de riesgo. No rige esta norma tratándose de los movimientos sospechosos de lavado de dinero o de activos, a que se refiere la Sección Quinta de esta Ley, en cuyo caso la empresa está obligada a comunicar acerca de tales movimientos a la Unidad de Inteligencia Financiera. No incurren en responsabilidad legal, la empresa y/o sus trabajadores que, en cumplimiento de la obligación contenida en el presente artículo, hagan de conocimiento de la Unidad de Inteligencia Financiera, movimientos o transacciones sospechosas que, por su naturaleza, puedan ocultar operaciones de lavado de dinero o de activos. La autoridad correspondiente inicia las investigaciones necesarias y, en ningún caso, dicha comunicación puede ser fundamento para la interposición de acciones civiles, penales e indemnizatorias contra la empresa y/o sus funcionarios. Tampoco incurren en responsabilidad quienes se abstengan de proporcionar información sujeta al secreto bancario a personas distintas a las referidas en el artículo 143º. Las autoridades que persistan en requerirla quedan incursas en el delito de abuso de autoridad tipificado en el artículo 376º del Código Penal. Artículo 141.- FALTA GRAVE DE QUIENES VIOLEN EL SECRETO BANCARIO. Sin perjuicio de la responsabilidad penal que señala el artículo 165 del Código de la materia, la infracción a las disposiciones de este capítulo se considera falta grave para efectos laborales y, cuando ello no fuere el caso, se sanciona con multa. Artículo 142.- INFORMACIÓN NO COMPRENDIDA DENTRO DEL SECRETO BANCARIO. El secreto bancario no impide el suministro de información de carácter global, particularmente en los siguientes casos: 1. Cuando sea proporcionada por la Superintendencia al Banco Central y a las empresas del sistema financiero para: I. Usos estadísticos. II. La formulación de la política monetaria y su seguimiento. 2. Cuando se suministre a bancos e instituciones financieras del exterior con los que se mantenga corresponsalía o que estén interesados en establecer una relación de esa naturaleza. 3. Cuando la soliciten las sociedades de auditoría a que se refiere el numeral 1 del artículo 134 o firmas especializadas en la clasificación de riesgo. 4. Cuando lo requieran personas interesadas en la adquisición de no menos del treinta por ciento (30%) del capital accionario de la empresa. No constituye violación del secreto bancario, la divulgación de información sobre las sumas recibidas de los distintos clientes para fines de liquidación de la empresa. Artículo 143.- LEVANTAMIENTO DEL SECRETO BANCARIO. El secreto bancario no rige cuando la información sea requerida por: 1.Los jueces y tribunales en el ejercicio regular de sus funciones y con específica referencia a un proceso determinado, en el que sea parte el cliente de la empresa a quien se contrae la solicitud. 2. El Fiscal de la Nación, en los casos de presunción de enriquecimiento ilícito de funcionarios y servidores públicos o de quienes administren o hayan administrado recursos del Estado o de organismos a los que éste otorga soporte económico. 3. El Fiscal de la Nación o el gobierno de un país con el que se tenga celebrado convenio para combatir, reprimir y sancionar el tráfico ilícito de drogas o el terrorismo, o en general, tratándose de movimientos sospechosos de lavado de dinero o de activos, con referencia a transacciones financieras y operaciones bancarias ejecutadas por personas presuntamente implicadas en esas actividades delictivas o que se encuentren sometidas a investigación bajo sospecha de alcanzarles responsabilidad en ellas. 4. El Presidente de una Comisión Investigadora del Poder Legislativo, con acuerdo de la Comisión de que se trate y en relación con hechos que comprometan el interés público. 5. El Superintendente, en el ejercicio de sus funciones de supervisión. En los casos de los numerales 2, 3 y 4, el pedido de información se canaliza a través de la Superintendencia. Quienes accedan a información secreta en virtud de lo dispuesto en el presente artículo, están obligados a mantenerla con dicho carácter en tanto ésta no resulte incompatible con el interés público. CAPÍTULO IV CENTRAL DE RIESGOS Artículo 158.-ORGANIZACIÓN DE LA CENTRAL DE RIESGOS E INFORMACIÓN QUE CONTENDRÁ. La Superintendencia tendrá a su cargo un sistema integrado de registro de riesgos financieros, crediticios, comerciales y de seguros denominado “Central de Riesgos”, el mismo que contará con información consolidada y clasificada sobre los deudores de las empresas. Toda institución gremial que cuente con la infraestructura necesaria correspondiente podrá tener acceso a esta Central, celebrando el correspondiente convenio con la Superintendencia. Se registrará en la Central de Riesgos, los riesgos por endeudamientos financieros y crediticios en el país y en el exterior, los riesgos comerciales en el país, los riesgos vinculados con el seguro de crédito y otros riesgos de seguro, dentro de los límites que determine la Superintendencia. Además, podrá registrarse: 1.Las garantías prendarias constituidas en favor de las empresas del sistema financiero que no cuenten con registro público organizado al efecto, incluyendo entre éstas la prenda global y flotante, para cuyas garantías la central de riesgos producirá los efectos y la función de un registro público; 2. Todo encargo fiduciario que comporte la transferencia de bienes, con la indicación de estos últimos; lo que del mismo modo cumplirá fines de información; y 3. Cualquier otro tipo de endeudamiento que genere riesgos crediticios adicionales para cualquier acreedor. La información correspondiente estará a disposición de las empresas del sistema financiero y de seguros, del Banco Central, de las empresas comerciales y de cualquier interesado en general, previo pago de las tarifas que establezca la Superintendencia. Dicha información deberá ser proporcionada en forma sistemática, integrada y oportuna. La Superintendencia dictará las regulaciones correspondientes. Artículo 159.- OBLIGACIÓN DE SUMINISTRAR LA INFORMACIÓN RELEVANTE. Las empresas de los sistemas financiero y de seguros deben suministrar periódica y oportunamente, la información que se requiere para mantener actualizado el registro de que trata el artículo anterior. De contar con sistemas computarizados proporcionarán dicha información diariamente. Toda empresa del sistema financiero antes de otorgar un crédito deberá requerir a la persona natural o jurídica que lo solicite, la información que con carácter general establezca la Superintendencia. En caso de incumplimiento no podrá otorgarse el crédito. Artículo 160.- CENTRALES DE RIESGOS PRIVADAS. Es libre la constitución de personas jurídicas que tengan por objeto proporcionar al público información sobre los antecedentes crediticios de los deudores de las empresas de los sistemas financiero y de seguros y sobre el uso indebido del cheque. La Superintendencia podrá transferir total o parcialmente al sector privado, la central de riesgos a que se refiere el artículo 158. Conforme lo dispuesto en el literal c) del numeral 3.1 del artículo 3 de la Ley 29038, Ley que incorpora la Unidad de Inteligencia Financiera del Perú (UIF-PERÚ) a la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones, las CAC son consideradas sujetos obligados por lo que deben cumplir con las normas legales vigentes sobre prevención de lavado de activos y del financiamiento del terrorismo, entre otras, la Ley 27693, Ley que crea la Unidad de Inteligencia Financiera – Perú y sus modificatorias, su reglamento y las normas sobre la materia emitidas por la Superintendencia. Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo 5. Constitúyase un Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo exclusivo para las cooperativas de ahorro y crédito comprendidas en la Ley General de Cooperativas que capten depósitos de sus socios, como una persona jurídica de derecho privado de naturaleza especial y distinta del Fondo de Seguro de Depósitos a que se refiere el Capítulo III del Título I de la Sección Segunda de la presente Ley, que tiene por objeto principal proteger a quienes realicen depósitos en las cooperativas de ahorro y crédito. Deben ser miembros del Fondo todas las cooperativas de ahorro y crédito comprendidas en la Ley General de Cooperativas que cumplan los requisitos para ingresar a éste con arreglo a la reglamentación de carácter general que, al respecto, establezca la Superintendencia. Las referidas cooperativas que ingresen al Fondo deben efectuar aportaciones a éste durante veinticuatro (24) meses, como mínimo, para que sus operaciones se encuentren respaldadas. La administración del referido Fondo está a cargo de un Consejo de Administración y una Secretaria Técnica cuyas atribuciones y funciones son establecidas en su estatuto y la reglamentación que emita la Superintendencia. El estatuto del citado Fondo se sujeta a las disposiciones reglamentarias que emita la Superintendencia. El Consejo de Administración está integrado por: a) Un representante de la Superintendencia, designado por el Superintendente, quien lo preside. b) Un representante del Ministerio de la Producción, designado por el Ministro de dicha cartera. c) Un representante de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (FENACREP), designado por su Consejo de Administración. d) Un representante de las cooperativas de ahorro y crédito comprendidas en la Ley General de Cooperativas supervisadas por la Superintendencia que sean miembros del Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo, designado en la forma que se establezca en la reglamentación que emita la Superintendencia. Los miembros del Consejo de Administración ejercen el cargo por un periodo de tres (3) años renovables. Su retribución corre exclusivamente por cuenta de las entidades que los nombran. El Consejo de Administración sesiona cuando menos una vez al mes, adoptando sus acuerdos con la mayoría de los asistentes a la sesión. En caso de empate, el presidente tiene voto dirimente. El indicado Fondo se rige por las disposiciones del reglamento que emita la Superintendencia, el cual establecerá los alcances, facultades, recursos, coberturas y montos, régimen de inversión y de administración del Fondo, así como por su estatuto, el que será propuesto por el Consejo de Administración a que se refiere el presente numeral para la aprobación de la Superintendencia mediante resolución. Asimismo, toda modificación estatutaria deberá contar con la aprobación de la Superintendencia. Los Registros Públicos deben inscribir al Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo en el Registro de Personas Jurídicas por el solo mérito de lo dispuesto en la presente Ley. El Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo no es sujeto pasivo de tributo alguno creado o por crearse, incluyendo aquellos que requieran de norma expresa para este efecto”. Registro Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito 6. Las Cooperativas de Ahorro y Crédito a que se refiere el numeral 2.11 del artículo 7º del Texto Único Ordenado de la Ley General de Cooperativas deben inscribirse en un Registro Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito a cargo de la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones, quien emite las normas aplicables al citado registro, estando obligadas dichas cooperativas a remitir información que se les solicite en dichas normas”. Artículo 2. Actividad especializada de ahorro y crédito Ningún otro tipo de cooperativa diferente de las reguladas en el artículo 289 de la Ley 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros; y de las señaladas en el numeral 2.11 del artículo 7 de la Ley General de Cooperativas, Texto Único Ordenado aprobado por Decreto Supremo 074-90-TR, podrá captar recursos del público o depósitos de sus socios, respectivamente. En caso de detectarse infracción a esta prohibición serán de aplicación las disposiciones del artículo 11 de la Ley 26702. Comentario: Mediante esta norma a otros tipos de cooperativas se les excluye de los alcances del numeral 9 del artículo 8 de la Ley General de Cooperativas que establece que la cooperativa podrá realizar actividades propias de cooperativas de otros tipos empresariales, a condición de que sean sólo accesorias o complementarias de su objetivo social y estén autorizadas por el estatuto o la asamblea general, con ello deberán desactivar todos los servicios conexos no financieros o crediticios que estuvieren brindando. Siéndoles aplicables lo establecido en el Artículo 11 de la Ley 26702 que establece que toda persona que opere bajo el marco de la presente ley requiere de autorización previa de la Superintendencia de acuerdo con las normas establecidas en la presente ley. En consecuencia, aquélla que carezca de esta autorización, se encuentra prohibida de: 1) Dedicarse al giro propio de las empresas del sistema financiero, y en especial, a captar o recibir en forma habitual dinero de terceros, en depósito, mutuo o cualquier otra forma, y colocar habitualmente tales recursos en forma de créditos, inversión o de habilitación de fondos, bajo cualquier modalidad contractual; 2) Dedicarse al giro propio de las empresas del sistema de seguros y, en especial, otorgar por cuenta propia coberturas de seguro así como intermediar en la contratación de seguros para empresas de seguros del país o del extranjero; y otras actividades complementarias a éstas; 3) Efectuar anuncios o publicaciones en los que se afirme o sugiera que practica operaciones y servicios que le están prohibidos conforme a los numerales anteriores; 4) Usar en su razón social, en formularios y en general en cualquier medio, términos que induzcan a pensar que su actividad comprende operaciones que sólo pueden realizarse con autorización de la Superintendencia y bajo su fiscalización, conforme a lo previsto en el artículo 87 de la Constitución Política. Se presume que una persona natural o jurídica incurre en las infracciones reseñadas cuando, no teniendo autorización de la Superintendencia, cuenta con un local en el que, de cualquier manera: a) Se invite al público a entregar dinero bajo cualquier título, o a conceder créditos o financiamientos dinerarios; o b) Se invite al público a contratar coberturas de seguros, directa o indirectamente, o se invite a las empresas de seguros del país o del exterior a aceptar su intermediación; y c) En general, se haga publicidad por cualquier medio con los indicados propósitos. Quienes infrinjan las prohibiciones antes señaladas serán sancionados con arreglo al artículo 246 del Código Penal. La Superintendencia está obligada a disponer la intervención de los locales en los que presuma la realización de las actividades indicadas en el presente artículo, sin la correspondiente autorización. Artículo 3. Sustitución del artículo 73 del Texto Único Ordenado de la Ley General de Cooperativas Sustitúyase el artículo 73 del Texto Único Ordenado de la Ley General de Cooperativas, aprobado por el Decreto Supremo 074-90-TR, conforme al siguiente texto: Artículo 73.-Las cooperativas de ahorro y crédito a que se refiere el numeral 2.11 del artículo 7 de la presente Ley, se rigen por las siguientes reglas: 1) Las disposiciones generales contenidas en la presente Ley, salvo las materias que sean objeto de disposiciones específicas para dichas cooperativas en la Ley 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, y sus normas modificatorias. 2) Se encuentran reguladas y supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones, conforme a la Ley General del Sistema Financiero y Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros; estando obligadas a cumplir las disposiciones que dicha entidad emita, así como presentar la información que dicho organismo de control les solicite y facilitar las acciones de verificación y control que sean necesarias para el ejercicio de dicha función. Comentario: A continuación transcribimos el texto vigente del artículo 73: Artículo 73.- Rigen para las cooperativas de ahorro y crédito, así como para las centrales cooperativas de ahorro y crédito, en cuanto les respecta, las siguientes normas especiales: 1. Estas organizaciones deberán indicar en su denominación, expresamente y de conformidad con el artículo 11 (inciso 3.1.) De la presente ley, que realizan los servicios de ahorro y crédito; 2. Texto Derogado por la Vigésimo Quinta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702: (Todos los depósitos en las cooperativas y centrales de ahorro y crédito están amparadas por el régimen de inembargabilidad y por las exenciones, exoneraciones y beneficios legalmente establecidos para los depósitos de ahorros en empresas bancarias y/o en mutuales de vivienda;) 3. Las cooperativas y centrales de ahorro y crédito podrán fijar y reajustar los intereses correspondientes a las operaciones activas y pasivas que realicen, dentro de los límites máximos que al afecto se establezcan, legalmente y en igualdad de condiciones, para ellas, las empresas bancarias comerciales y las mutuales de vivienda; Concordancia: Circular SBS No. COOP-039-94 (21.01.94) Dispone que las cooperativas de ahorro y crédito no autorizadas a operar con recursos del público deben exhibir en forma permanente y actualizada, en lugar visible en todos sus locales, la relación de las tasas de interés por sus operaciones activas y pasivas, así como los períodos de capitalización, para conocimiento de sus asociados. 4. Texto Derogado por la Vigésimo Quinta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702: (Las cooperativas y centrales de ahorro y crédito podrán captar depósitos de personas que no sean socias de ellas, con observancia de las normas que dicte la Superintendencia de Banca y Seguros;) 5. Los retiros de depósitos en las cooperativas y centrales de ahorro y crédito podrán ser efectuados mediante órdenes de pago nominativas, con observancia de las normas que al afecto establezca la Superintendencia de Banca y Seguros; 6. La orden de pago girada a cargo de una cooperativa o central de ahorro y crédito, no pagada por falta de fondos, apareja ejecución contra el girador y/o sus endosantes y/o avalistas, con aplicación de los Artículos 174 a 178 de la Ley 16587 7. Texto Derogado por la Vigésimo Quinta Disposición Final y Complementaria de la Ley 26702: (Las cooperativas y centrales de ahorro y crédito podrán emitir certificados de depósitos de plazo fijo y de libre negociabilidad, con observancia de las normas que dicte la Superintendencia de Banca y Seguros); 8. Las aportaciones de los socios de las cooperativas y centrales de ahorro y crédito deberán ser contabilizadas en cuentas independientes de las que correspondan a sus depósitos; 9. El Banco Central de Reserva del Perú otorgará créditos y/o redescontará, con sujeción a las normas que dicte al afecto, los títulos-valores de las cooperativas y centrales de ahorro y crédito, en igualdad de condiciones que las que establezca para los bancos estatales de fomento. DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS TRANSITORIAS Primera. Plazo de adecuación de las cooperativas diferentes a las cooperativas de ahorro de crédito que capten depósitos de sus socios. Las cooperativas distintas de las cooperativas de ahorro y crédito a que se refiere el numeral 2.11 del artículo 7 de la Ley General de Cooperativas que a la fecha de publicación de la presente Ley realicen operaciones de captación de depósitos de sus socios tienen un plazo de dos (2) años, a partir de dicha fecha, para adecuarse a lo previsto en la presente Ley, vencido el cual les será aplicable la infracción señalada en el artículo 2 de la presente Ley. Dichas cooperativas deben inscribirse transitoriamente en el Registro Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito, adjuntando periódicamente la información que permita realizar seguimiento de la adecuación a lo previsto en la presente Ley, conforme a las normas que emita la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones. Segunda. Disposiciones aplicables mientras se dicten las normas reglamentarias En tanto se emitan las normas reglamentarias y complementarias a que se refiere la presente Ley, las cooperativas de ahorro y crédito comprendidas en la Ley General de Cooperativas, continúan rigiéndose, en lo pertinente y en lo que no se oponga a la presente Ley, por lo dispuesto en el “Reglamento de Cooperativas de Ahorro y Crédito no autorizadas a operar con recursos del público”, aprobado mediante Resolución SBS 540-99 y sus normas modificatorias, así como las demás normas emitidas por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Pensiones, con los alcances que determine dicho órgano de supervisión. DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA FINAL Primera.- Reglamento El Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de la Producción, en coordinación con la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos Pensiones, emiten el reglamento de la presente Ley, dentro de un plazo de noventa (90) días contado a partir del día siguiente de su publicación. Asimismo, la Superintendencia emite las disposiciones necesarias para la aplicación de la presente Ley y de su reglamento antes de la entrada en vigencia de ella. Segunda.- Vigencia La presente Ley entra en vigencia en un plazo de ciento veinte (120) días contado a partir del día siguiente de la publicación de su reglamento, salvo lo referido a las facultades de supervisión que entra en vigencia a partir del 1 de enero del 2015, a partir del cual y durante el plazo de 4 años la SBS delega a la FENACREP la facultad de supervisión para transitar a lo previsto en la presente ley. Tercera.- Adecuación Las cooperativas de ahorro y crédito a que se refiere el numeral 2.11 del artículo 7 de la Ley General de Cooperativas, Texto Único Ordenado (TUO) aprobado por Decreto Supremo Nº 074-90-TR, constituidas a la fecha de la publicación de la presente Ley, tienen un plazo de adecuación a lo previsto en ella de dos años a partir del día siguiente de la publicación del reglamento. Comentario: Los plazos de adecuación y vigencia establecidos son los siguientes: 1. Para otros tipos de cooperativas.- que realicen operaciones de captación de depósitos de sus socios tienen un plazo de dos (2) años, a partir de la fecha de publicación de la ley, para adecuarse a lo previsto en la misma, vencido el cual les será aplicable la infracción señalada en el artículo 2 de la presente Ley. 2. Para las CACs.- tienen un plazo de adecuación a lo previsto en la ley de dos años a partir del día siguiente de la publicación del reglamento de la ley. 3. EL MEF y PRODUCE.- en coordinación con la SBS tienen un plazo de 90 días luego de publicada la ley para emitir el reglamento de la ley 4. La SBS.- emite las disposiciones necesarias para la aplicación de la presente Ley y de su reglamento antes de la entrada en vigencia de ella. 5. Vigencia de la Ley.- entra en vigencia en un plazo de ciento veinte (120) días contado a partir del día siguiente de la publicación de su reglamento 6. Facultades de supervisión de la SBS.- entra en vigencia a partir del 1 de enero del 2015, a partir del cual y durante el plazo de 4 años la SBS delega a la FENACREP la facultad de supervisión para transitar a lo previsto en la presente ley Finalmente, consideramos que ante la importancia de y transcendencia que tendrá la norma de ser aprobada, requiere el pronunciamiento del Sector Cooperativo en, en un congreso que nacional en donde se debate y se efectúen los aportes que correspondan asumiendo un compromiso del sistema en su conjunto frente a la defensa de los intereses del mismo, evento que debe ser convocado por la Confederación Nacional de Cooperativas del Perú. Estamos de acuerdo que se debe trabajar mucho en el tema de la Supervisión y de la Regulación, el movimiento debe fijar su posición técnicamente sobre este tema, las normas regulatorias y de supervisión se deben adecuar o ser acordes a nuestra naturaleza asociativa y de entidades sin fines de lucro, integrantes del Sector Social de la Economía, sustento del Pluralismo Económico establecido en la Constitución. Lima, Setiembre del 2013 Máximo Ulises Rodríguez Avalos Abogado


Noticias

Unidades de Referencia
Unidades de Referencia


La Regulación y Supervisión de las Cooperativas de Ahorro y Crédito
Proyecto de Ley de Regulación y Supervsión de Cooperativas
Inspección del Trabajo
El Acto Cooperativo
Captacion de CTS por Cooperativas de Ahorro y Crédito
Días no Laborables para el año 2017 y 2018